¿Tienes alguna duda personal? ¿Ha surgido un problema? ¿Algo no te ha quedado claro? ¡Comunicate con el staff! No tenemos problemas en ayudarte, para eso estamos.

ADMINISTRADORES.



MODERADORA.

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Vie Mayo 01, 2015 7:06 pm.

Back To The Origins [Timothy C. Shephard]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Back To The Origins [Timothy C. Shephard]

Mensaje por Heather N. Ford el Jue Dic 29, 2011 7:50 pm

Los días pasaban lento en el crucero, eso lo había notado desde el principio. Eran unas vacaciones en toda regla, es decir, ¿se puede pedir algo más que días yéndose con lentitud mientras estás en un crucero de lujo? Creo que no. Caminaba por los pasillos del barco en dirección a la piscina techada; me había asaltado la necesidad de sumergirme en el agua y nadar, de dejar que el tiempo pasara sin preocupaciones mientras hacía algo que me gustaba. Llegué allí y me quité la ropa, tenía mi bikini negra puesta, esa que me hacía un cuerpo increíble y con la que me gustaba alardear de vez en cuando. Me recogí el cabello en un rodete, lo que me trajo recuerdos de un verano en Chicago en el que trabajé como guardavidas en el lago Michigan; irónicamente, me dio un ataque de asma mientras arrastraba a un chico de diez años fuera del agua y tuvieron que rescatarnos a ambos. Perdí el empleo por eso -el jefe era más estricto que el Diablo- aunque no me sentí mal al respecto: todos tenemos nuestros límites y ese es uno que me pertenecía.

Salté al agua con un clavado impecable, Dios esto era lo mío, lástima que no pudiese dedicarme a algo así. Salí para tomar aire, por desgracia aún no tenía branquias, ya que de lo contrario me convertiría en una clase de extraño anfibio que vive debajo del agua. Noté que había alguien más allí, en la piscina conmigo. Sonreí cuando identifiqué el rostro de Timothy. Me pregunté porque no lo había visto antes, según mis cálculos poco precisos y apresurados, él no habría tenido tiempo de meterse en lo que yo saltaba... o quizás sí, después de todo que podía saber yo. Nadé hasta donde él estaba. -Linda noche para nadar, ¿no crees? comenté volviendo a sonreír. Se encontraba particularmente guapo esta noche. Me avergoncé por pensar eso, pero es que el pibe era realmente atractivo, no era mi culpa que él fuese mi hermanastro. -¿Me haces un favor? ¿Podrías...ajustarme la parte de arriba? me voltee. Al parecer el nudo de la espalda se había aflojado cuando salté al agua. Esperaba que no le molestase, aunque no era una tarea tan difícil: desatar y volver a atar. Nada complicado.

Heather N. Ford
Admin

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 18/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back To The Origins [Timothy C. Shephard]

Mensaje por Timothy C. Shephard el Vie Dic 30, 2011 5:48 pm

La verdad es que el crucero era algo que le había hecho ilusión a Timothy desde el primer momento. Eso de juntar a todos los primos era algo que le superaba. Serían unas vacaciones perfectas, nada podría convertirlo en algo malo. Ni si quiera su primo Joshua. Nada en absoluto. Timothy era la clase de chico que prefiere irse a dormir pronto si no tiene nada que hacer, porque nunca se sabe si a la noche siguiente saldrá algún plan. Pero había intentado dormirse durante un buen rato y nada. Incluso había intentado leer algo, pero tenía los ojos para rayar queso de haberse pasado un buen rato enviando e-mails a todos sus amigos del instituto y vecindario. Quería desearles una felices vacaciones y avisarles de que no estaría en casa. Los amigos eran lo primero y él ya llevaba unos días de retraso con ello. Pero estaba finalmente finiquitado. Al no poder pegar ojo se colocó el bañador como pudo y salió del camarote que compartía con su hermano sin hacer el menor ruido. Se le daba bien salir a hurtadillas de la casa, probablemente lo había heredado de su madre. Pero había olvidado la toalla dentro. Bah, con el calor que hacía no había problema.

Le encantaba nadar, pero también bucear. Por eso había ido a la piscina techada. Mientras se metía en el agua de un chapuzón silencioso desde el borde, alguien hizo algo parecido. Cuando sacó la cabeza del agua se le congeló hasta el alma. Ni más ni menos que su explosiva hermanastra, con un bikini que le quedaba demasiado bien. No, tener hermanastras así debería estar prohibido. No, joder, esas cosas no se le hacían a un hombre. No podía ni decirle “hola”. Ella entonces habló, y la férrea voluntad de no quedar como un puñetero idiota logró deshacer el nudo de su garganta.—Hermosa.—comentó disimulando su piropo como si él también hablara de la noche. Sinceramente, con lo que tenía delante en esos momentos, bien poco le importaba la noche. Como si aparecía una aurora boreal de repente allí, pese a que eso fuera imposible. Él no le iba a quitar ojo a la rubia despampanante que solía dormir a unos pocos cuartos del suyo. Pero no era igual, allí estaban solos, y sus padres a miles de kilómetros. La boca se le hacía agua solo de imaginar… y entonces ella volvió a hablar, y él se alegró de que el agua hiciera más ligero su peso.

Claro.—contestó con una sonrisa algo marcada de más. Ya empezaba a hablar con simples vocablos, solo una palabra por frase. Así se notaría demasiado que estaba nervioso. Y, joder, eran hermanastros, no debería de estar nervioso. Le apartó con cuidado el pelo de la espalda, acariciando su piel desnuda y suave al tacto. Notó como su propia piel se ponía de gallina. Agarró el nudo, o lo que quedaba de él, y lo desató en un instante. Recordaba divertido como una vez que su hermana se lo había pedido se lo había quitado y huido con él solo para devolverle una de sus muchas bromas. Pero no era exactamente la misma situación. Era hombre, y como todo hombre deseaba desabrochárselo del todo y ver… dejémoslo en algo más; pero era un buen chico y sabía que no podría hacerlo. Simplemente se lo volvió a atar con un nudo fuerte y consistente.—Ya está.—comentó en su oído sin atreverse a alejarse, a moverse siquiera. Su mano estaba en su hombro y casi podía aun oler algo de su champú bajo el olor a cloro que tanto amaba. Sus labios casi habían acariciado su oreja; y sus dedos se morían por acariciar su pelo y el resto de su piel. Parecía que el agua tenía a afrodisiacos, o tal vez el hecho de que nadie estaba allí, pero todos podrían verlos. Pero algo pasaba, él no solía ser tan… directo.

Timothy C. Shephard

Mensajes : 20
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : Atrapado en cierta isla

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back To The Origins [Timothy C. Shephard]

Mensaje por Heather N. Ford el Sáb Dic 31, 2011 3:04 pm

El agua inundó mis sentidos y tuve una epifanía de libertad al sumergirme en ella. Llevaba tiempo sin nadar, sobre todo porque había preferido dedicarme a tirarme bajo el sol como una lagartija para broncearme. Sentí como todo mi ser se refrescaba, era relajante nadar un poco, del mismo modo en que era relajante caminar luego de estar sentado por mucho tiempo. Los segundos dejaban de pasar cuando me hundía en las profundidades y le demostraba a la gravedad que podía vencerla allí. Aunque claro, los segundos también dejaban de pasar cuando los ojos azules de mi hermano me devolvían la mirada. No sabía cuanto tiempo llevábamos con ese coqueteo "inocente" y casi imperceptible, yo me había dado cuenta y en lugar de detenerlo lo había continuado. Él me hacía sentir... cosas, cosas que no estaba dispuesta a dejar ir así como así.

Me alegraba saber que Timothy al menos si podía hacerme un favor; las únicas veces que había intentado pedirle algo a Joshua o lo tomaba a broma o de repente tenía otra cosa para hacer. Sentí sus manos apartando mi cabello y acariciando mi espalda, y luego como desataba el nudo y volvía armarlo. Sus labios hablaron demasiado cerca de mi oreja y el peso de su mano sobre mi hombro me instaba a pensar en una noche con él. Es tu hermano me dije pero no era suficiente. Lazos de sangre. ADN compartido varios conceptos de biología comenzaron a desfilar por mi mente. Y se encendió la luz de la literatura, los romances trágicos, los hermanos amantes, la tentación de la prohibido. ¿Sería por eso que me atraía tanto? ¿Porque era el máximo representante de lo prohibido? En mi imaginación una Juliet decepcionada me abofeteaba, pero ella no estaba con nosotros, nadie estaba con nosotros. ¿Podía pasar algo malo con solo probar? -Gracias murmuré sin moverme. Entonces volví a darme vuelta escapándome de su mano. Y lo vi tan atractivo y escultural, digno de ser un Dios -Poseidón por su gusto al agua- que el alma se me desvaneció. Tiré todo por la borda cuando prácticamente me lancé sobre él y le besé los labios. Un torrente de emociones me inundaron, emociones opuestas y complementarias, que me hacían sentir bien y que me hacían sentir mal. Enseguida me aparté; suerte que era de noche porque sino notaría lo colorada que me había puesto de repente, aunque eso no evitaba que estuviera más que avergonzada. Malditas hormonas. Si el mar pudiese tragarme... curiosamente un temblor sacudió al barco, no obstante no le di mucha importancia, de seguro era algo usual. -Lo siento dije posando una mano sobre mi boca y la otra sobre su hombro. -No debí... yo no debí... ni siquiera podía pronunciar en voz alta lo que había hecho. Otro temblor. La situación era demasiado rara como para quedarme y yo demasiado cobarde como para irme, porque de seguro si intentaba irme ahora, atolondrada como estaba, terminaba patinandome y cayendo de traste al suelo.

Heather N. Ford
Admin

Mensajes : 45
Fecha de inscripción : 18/06/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Back To The Origins [Timothy C. Shephard]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:25 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.