¿Tienes alguna duda personal? ¿Ha surgido un problema? ¿Algo no te ha quedado claro? ¡Comunicate con el staff! No tenemos problemas en ayudarte, para eso estamos.

ADMINISTRADORES.



MODERADORA.

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 19 el Vie Mayo 01, 2015 7:06 pm.

Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Bonnie J. Reyes el Dom Dic 11, 2011 6:03 pm

Día 4.

Atardecía en la isla. Sacudí la cabeza mientras caminaba por la playa con aire pensativo, todos estaban por ahí haciendo algo en ese momento y yo había aprovechado para pasear un rato y reflexionar con la mayor calma que pudiera acerca de la situación en la que me encontraba. Aunque la verdad tampoco había muchas vueltas que darle, habíamos naufragado en una isla desierta en mitad del océano, coincidentemente en la misma en la que nuestros padres habían ido a parar años antes. No veíamos forma de volver y nos tocaba sobrevivir en ella como pudiéramos; sin más. Sonreí, si lo veía del lado optimista siempre podría decir que estaba de vacaciones o alguna cosa del estilo. Además ¿quién sabía? Quizá pasara algo interesante, o al menos eso esperaba. Lo que no me seducía era la idea de no poder comunicarme con mis padres para por lo menos hacer saber que seguía viva, pero me autoconvencí de que nada les haría pensar (de momento) que habíamos naufragado y por lo tanto no se preocuparían… lo que, efectivamente, también sonaba jodidamente desalentador porque tendríamos menos posibilidades de ser rescatados.
La brisa movió algunos rizos de mi cabello cubriendo mis ojos y me sacó de aquella línea de pensamientos. Con un gesto automático me los eché hacia atrás, pronto debería cortarme el pelo. Respiré profundamente el olor a mar que llegaba hasta mí y me detuve en la orilla, alzando la vista hacia el horizonte y sonriendo con ironía. “Ya claro, y aunque lo supieran sería complicado que pudieran hacer algo”, pensé siendo realista pero dejando la preocupación para cuando las cosas se pusieran realmente difíciles, que seguro que tras un tiempo lo harían; de eso no había dudas, pero también sabía que afrontaríamos lo que fuera necesario porque desde mi punto de vista no nos quedaba otra opción (no concebía que rendirse fuera una).

Introduje mis pies descalzos en las heladas aguas, sin mojarme nada más que hasta los tobillos y permanecí allí parada, sintiendo las olas lamiendo mis pies y sin pensar en nada; disfrutando de unos minutos de tranquilidad antes de regresar con todos los demás.


Última edición por Bonnie J. Reyes el Lun Dic 12, 2011 9:07 am, editado 1 vez

Bonnie J. Reyes

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : En la isla.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Joshua B. Ford el Dom Dic 11, 2011 6:45 pm

Día 4 Tarde
El rubio de grandes tallas se encontraba debajo del agua, nadando, pero no por gusto como muchos pensaban, en su espalda tenía sujeta una mochila que le ayudaría a transportar las cosas que podría rescatar del naufragio.

La sombra del joven se disipó cuando empezó a bucear, un poco alejado de la costa, a unos 20 metros, donde los pedazos del Crucero yacían. Como lo había hecho los anteriores días, se ausentó en repetidas ocasiones a lo largo del día, precisamente por los mismos motivos.

En los días anteriores había reunido medicamentos, algunos libros para su deleite personal y varios objetos que ocultaba tras su escondite. En realidad todo lo que quería era apoderarse de objetos materiales, tal como su padre lo hizo en alguna ocasión.

Él no estaba dispuesto a hacer amistades y tener la sonrisa del Joker en su rostro, era lo que menos le interesaba en esa situación. La situación para él no era nada agradable, podría estar en otro lugar, pero la isla cobró sus impuestos, ahora con la generación siguiente.

Mientras se sumergía por las aguas, encontró una de los camarotes en ruinas, se acercó presintiendo que el aire se le agotaba en los pulmones, solo iría a echar un vistazo. Lo que encontró no le impacto en absoluto, cadáveres de dos policías, pero por las heridas, murieron antes de ahogarse, uno de ellos tenía la garganta cortada como si le hubiesen cortado con una especie de objeto punzocortante, y el otro tenía el cuello roto.

Salió a la superficie a tomar aire y de nuevo se adentró dirigiéndose al mismo lugar, hurgando como ratón en las vestimentas y los lugares cercanos. Lo que encontró le complació con una sonrisa bastante notoria que en esos momentos nadie la vería.
Dos pistolas automáticas 9 mm estándar con 2 cargadores cada una. Era un viaje de diversión y destinado a los jóvenes y adultos a unas prometedoras vacaciones, pero aun así era raro encontrar a dos guardias muertos. Lo más probable era que por el caos ocurrido antes del naufragio hubieran muerto, por alguna viga, o algún vidrio. En fin a Joshua no le interesaba mucho.

Guardó las cosas en su mochila y salió a la superficie, nadando hacia su escondite, en la playa, un pequeño lugar de tela, semiabierto.
Observó a los demás, pero sin prestarles atención fue directo a su “vivienda”, a enterrar la nueva adquisición que había encontrado, tal vez mas adelante le serviría.
Salió despreocupado, como si no hubiera salido en ese día de su hogar temporal, pero el hecho de encontrarse sin playera y mojado delataba ante todos, pero nadie le había visto meter cosas en su tienda, lo que vieron fue que tomaba un plácido chapuzón.

Aburrido un poco de la situación que todos vivían en ese momento, observó a una silueta en la playa, no muy lejos a unos 34 metros, la playa era bastante grande, asi que se acercó, colocándose su playera, solo por el simple hecho de molestar para quitar su aburrimiento.
Se dio cuenta que la persona que se encontraba caminando por el agua era la hija de Hugo, normalmente se llevaba “bien” con la descendencia de este, pero el rubio siempre los molestaba “amigablemente”.
Un tatuaje se le alcanzaba a ver, y acercándose haciendo ruido le dijo con un tono irónico.

-Un claro ejemplo de la capilla sixtina vuelto mujer- Una media sonrisa se asomó a su rostro, mientras observaba el mar.
-¿Qué sucede Missy? ¿Extrañas a papito?- Dijo haciéndole referencia a su expresión notoria de nostalgia.
-Vaya, pero tienes pretexto al menos de cambiar de agente de viajes, debo decir que este apesta.-


Última edición por Joshua B. Ford el Lun Dic 12, 2011 4:51 pm, editado 1 vez

Joshua B. Ford

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 10/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Bonnie J. Reyes el Lun Dic 12, 2011 9:05 am

Me encontraba bastante distraída; tenía la mente completamente en blanco, centrada en el relajante sonido de las olas al romper contra la orilla acariciando mis pies. Una brisa ligera movía mis cabellos, haciéndolos ondear ligeramente a mi espalda. Sin embargo tampoco hacía frío, o al menos yo no lo tenía en ese momento pues además llevaba manga corta.
Una voz masculina me hizo salir bruscamente de mis ensoñaciones y me giré para regalarle una mirada muy poco agradable a Josh, quien se encontraba justo detrás y estaba mirando lo que se veía de mi tatuaje, que no era mucho. Únicamente se alcanzaba a ver la cola del dragón enroscándose y descendiendo por mi brazo derecho, deteniéndose cerca del codo.
- Hola a ti también, Sawyer. –Expresé con un claro, clarísimo sarcasmo impreso en mi tono de voz e ignoré deliberadamente lo que dijo. No era de expresar mis sentimientos y menos lo iba a hacer en aquel momento, con Josh, que ni siquiera sabía como podría actuar. Sin embargo, mi mirada reservada quizá hablaba más de eso de lo que yo deseaba.
- ¿Missy? –Enarqué una ceja y tuve ganas de golpearle por aquel nuevo apodo, pero me contuve porque era lo que menos falta hacía en ese momento y tuve que conformarme con lanzarle una mirada asesina. Sacudí la cabeza, otro apodo más para añadir a mi colección que iba en aumento. “Aunque tampoco puedo quejarme, suena mejor que otros… lo cuál no significa que me guste” Pensé con algo de diversión sin quitarle los ojos de encima al rubio que tenía delante. Iba sin camiseta y se le veía mojado, con las gotitas de agua descendiendo por su cuerpo lo que me dejó casi sin aliento unos instantes, pero también me hizo darme cuenta de que no le había visto antes bañándose.
Por lo general no nos llevábamos extremadamente mal, aunque molestarnos mutuamente era bastante entretenido. Odiaba que se metiera con alguno de mis hermanos y un par de días antes había estado a punto de lanzarme sobre él (no para darle un apasionado beso precisamente), pero al fin y al cabo me caía bien (algo que no estaba dispuesta a admitir abiertamente, siendo como era yo).
- ¿Y lo de Missy de dónde sale? Para otras cosas no sé, pero si de apodos se trata se ve que le echas ganas –Comenté imaginando que la respuesta no iba a hacerme mucha gracia precisamente, pero arriesgándome de todos modos porque muy en el fondo mi curiosidad era insaciable. Sí, estaba siendo demasiado agradable y me daba cuenta de ello; al parecer, el sonido de las olas también tenía sus efectos negativos. “¿Yo siendo ‘más o menos’ amable? ¡Increíble!” Me dije a mi misma.

Bonnie J. Reyes

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : En la isla.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Joshua B. Ford el Lun Dic 12, 2011 5:17 pm

El rubio se le podía ver platicando con la chica, aunque por el contenido de la plática, algunos podrían decir que se llevaban así, y era inevitable, Joshua nunca hablaría con cariño o sentimientos semejantes, para él expresar algo de amistad era reflejado en sus apodos. Cuando lo hacía para ofender a los demás utilizaba apodos muy directos, o simplemente sus palabras favoritas “Hijo de perra”.

Pero por otro lado, Joshua era un culto por dentro, él leía muchos libros y conocía acerca de temas, y lo reflejaba en sus apodos “amistosos”, que no muchos conocían, pero podrían referirse a la cultura popular, política, literatura o filosofía. Eso fue reflejado en la pregunta de la rubia hacia Joshua, al parecer no conocía el origen del apodo, pero para él no era importante, ya que, ningún apodo era estático, y cambiaba conforme al ánimo de Joshua.

-Entonces hago muy bien mi trabajo, ¿Debería pedir un aumento?- Dijo con cierto sarcasmo, respondiendo a las palabras que Bonnie le decía.
-Hey Yoda, un mago nunca revela sus secretos ¿No crees?- Era obvio que nunca le diría de donde salía el apodo de “Missy”. Prefería mantenerlo en el anonimato.
Las olas chocaban en los pies de ambos, el ruido de las mareas era cada vez más grande, signo de que el atardecer estaba en su pleno apogeo.
EL rubio exprimió su sudadera, quitándole el excedente de agua, para poder colocársela de nuevo, frente a los ojos de la rubia tatuada.

-¿ El saco sin fondo y Einstein donde los regaste?- Preguntó de manera peculiar sobre el paradero de sus hermanos, ambos le caían mucho mejor que el “Niño de la selva y el terrorista” (Aaron y Boone) y de cierto modo era con quienes más convivía. Si no era Margareth era con algún miembro del tercio Reyes, con quien se le podía ver charlando o acompañado.

-Nunca respondiste mi pregunta, ¿Extrañas a papito?. Ya que! Aquí el jefe mougly y doña Rambo nos adoptarán como críos, los vi irse a la selva, pensarán hacer su nidito de amor?-
Dijo acompañado de una risita maléfica, refiriéndose al hecho de que antes de venir, había visto a Aaron junto a Georgia salir a la selva, tal vez a buscar algún alimento. Era un hecho que se le acababan las opciones, ya no quedaban muchos vivieres, y el agua potable se acababa.

Joshua tenía algo de comida enlatada que había rescatado debajo del agua, y algunas botellitas de agua, que claro no compartiría con nadie más a menos que le dieran algo a cambio el mismo lo llamaba “Trueque de guerra”.

-Ahora nos serviría mucho que el capitán Ahab nos pescara una ballena para comer- Dijo haciendo referencia a la novela conocida llamada “Moby Dick”, usándola para mostrar su queja de que debería alguien ponerse a pescar, alguien que en realidad supiera, como le contó su padre que lo hacía Jin.

Joshua B. Ford

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 10/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Bonnie J. Reyes el Lun Dic 12, 2011 7:27 pm

Mi sonrisa poco amigable que mostraba los dientes ligeramente lo decía todo. – Mal momento para pedir un aumento, Sawyer –Respondí con ese cierto toque de sarcasmo tan mío y las comisuras de mis labios temblaron en lo que, increíblemente, resultaba el esfuerzo por contener una carcajada. Me hizo gracia que me llamara Yoda, por supuesto no iba a admitirlo en voz alta pero así era.
- Lo dejaré ahí “por ahora”, no sé si quiero saber por qué vino lo de Missy –Me limité a contestar aunque remarcando el “por ahora”. La única Missy que conocía no era alguien por quien estar orgullosa de llevar como apodo y una persona según yo muy poco respetable, así que decidí que lo pospondría para otro momento porque muy posiblemente de saberlo le haría un regalito a mi primo, un regalito poco agradable. No era cuestión de hacerlo en ese momento.
Será c...” Pensé entre divertida y conteniendo la respiración al verlo quitarse la sudadera y teniendo así la ocasión de contemplarlo mejor, lo que hice con la mayor naturalidad posible. Vale, es que todo había que decirlo; mi primo era malditamente atractivo, algo que combinado con su carácter era muy tentador para cualquier chica con un sentido del riesgo mínimamente decente. Sí, mi sentido del riesgo era muy alto; no, eso no quería decir nada en absoluto... ¿a que no?
- Oye, ya que te bañabas podías haberte ahorrado la ropa, ¿no? ¿O el agua estaba demasiado helada para ti? –Pregunté entonces con una sonrisa que según tenía comprobado resultaba un tanto desquiciante.
- Estaban con los demás la última vez que los vi. –Comenté mirando hacia la playa, no alcanzaba a verlos pero sabía que estaban por allí cerca. Dudaba que se hubieran alejado mucho de las viviendas improvisadas.
- Es posible –Respondí evasiva pero aguantándole la mirada sin pestañear, logrando una pizca de autocontrol sobre mi misma.
- ¿El jefe Mougly y Doña Rambo? –Mis cejas subieron y bajaron en un gesto bastante cómico al tiempo que no podía contener una sonora carcajada, negué con la cabeza al tiempo que afirmaba mis pies sobre la superficie arenosa evitando ser derribada por una ola que iba con especial fuerza.- Pues oye, creo que les iban a salir canas antes de tiempo si se deciden a adoptarnos. Y en cuanto al nidito de amor… ¿Quién sabe? Quieras que no hacerlo en medio de la selva ha de tener su morbo. –Expresé más calmada, con mi sonrisa tornándose algo burlona.- Sí, lo cierto es que una Moby Dick no nos vendría nada mal. Yo lo que es pescar no tengo ni idea, por intentar tampoco me muero pero... –Hice una breve pausa- Es perfectamente posible que espante a la comida antes de verla –Finalicé y aún así podía mostrarme optimista, no sabía como reunía las fuerzas para conseguirlo pero siempre lo hacía. Sawyer tenía razón, necesitábamos comida y agua potable si es que queríamos sobrevivir en la isla, y lo cierto era que yo sí que quería. Una idea loca me rondaba por la cabeza desde hacía varias horas, pero no era partidaria de expresarla todavía; necesitaba calcularla bien.

Bonnie J. Reyes

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : En la isla.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Joshua B. Ford el Lun Dic 12, 2011 11:21 pm

Raro que Joshua conversara tan “amenamente” con la rubia, al menos era una guerra de ver quien reía primero, pero naturalmente él no reía a menos que quisiera provocar a alguien. La rubia parecía muy interesada en saber el origen del apodo, cosa que Joshua jamás revelaría.

-Ya te lo dije Missy, es más fácil hacer que una roca hable- Dijo con cierto tono de gracia acompañado de una sonrisa complacida, típica de el mismo.
Los minutos pasaban tan lentamente que parecían horas en ese lugar, la noción del tiempo se perdía con cada ola que chocaba en las rocas, la gente parecía haberse acostumbrado al naufragio con tan solo 4 días, pero como era evidente, existían dos bandos. Los que sabían que no saldrían de la isla, a menos que ellos lo intentasen, y los que esperaban ser rescatados.

Los únicos que sabían que pasaba realmente eran la “generación” recargada como solía llamarle Joshua, copias de sus padres, probablemente deberían hacerse a la idea de que deberían idear un plan. La isla es extensa y peligrosa, tantos relatos que llegaron a sus oídos en esas reuniones aburridas que Joshua prefería no ir, al menos sirvieron de algo en la mente de los jóvenes náufragos.
Ford, era una persona singular, nunca adivinarías que esta pensando o que es lo que hará, con solo verlo, no podrían entenderlo, probablemente lo único que quisiera es sobrevivir. A costa de lo que sea. Pero daba aires de “buena” persona, solamente cuando quería sobornar a alguien, o hubiera algún premio de por medio.
La vio con una media sonrisa, cuando hizo referencia la ropa, aunque a él poco le llamaba bañarse, el chapuzón que tomó minutos atrás le habían dado frutos, más de los que él hubiera imaginado.
Se paró en una posición autoritaria y la observó para responderle lentamente, con su voz grave, que al parecer el viento hacía que sus palabras llegaran más rápido a los oídos de la rubia.

-Todo lo que Sawyer hace, lo hace con estilo Rubita- Dijo acompañado de una leve risita que daba a entender su soberbia en esas palabras. Y procedió al cambio de conversación para retomar el tema de la nostalgia de la rubia.
-Es más probable que los UFOS nos secuestren a que alguien nos rescate. ¿No oíste las aventuras del Coronel Kurtz y su pelotón?- Mencionó haciéndole referencia a sus padres, que ya habían vivido esta situación.
- Pero los demás que no conocen acerca de la Monkey Island, piensan que vendrán cargueros y el ejército del tío Sam a salvarnos-
Soltó entonces una risa evidente, que más bien parecía de inconformidad ante la situación.
-Apenas ven una situación y no pierden el tiempo, quieren re-poblar la isla de bebes isleños, después domesticarán los jaguares y los jabalíes, y usaran a los monos como mayordomos.-
Finalizó su comentario con una sonrisa amplia, pues los molestaba y la Rubia le secundaba.

-Bien, de aqui en lo que hay un pescador, será mejor que descance, y espere- Dió unos pasos hacia atrás donde se encontraba una gran roca, donde se recargó para luego sentarse.

Joshua B. Ford

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 10/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Bonnie J. Reyes el Mar Dic 13, 2011 10:33 am

Lo hace a propósito”, fue lo primero que pensé al verlo en aquella posición y hablándome de ese modo. Le lancé una mirada asesina, de esas que si mataran Josh ya estaría a kilómetros y kilómetros bajo tierra. - Te van a dar un premio al más modesto –La ironía en mi tono de voz era más que palpable, sin duda alguna; también mi mandíbula algo tensa era una señal evidente de que me estaba aguantando las ganas.

- Exacto –Respondí, por una vez de acuerdo con él. Tenía razón y, aunque no lo dijo, entendí que aunque me era casi inevitable no podía esperarme nada de mis familiares, era improbable y muy poco posible que pudieran localizarnos y de momento teníamos problemas más graves. Sobrevivir, por ejemplo. Le dirigí una media sonrisa que poco tenía de alegre y sí mucho de insatisfecha.

- Sí, pues los que todavía siguen esperando me parece que se van a llevar una sorpresa desagradable. Sería más útil que fueran pensando en cómo sobrevivir, que es lo primero. Por lógica si no cumplen ese requisito no van a salir de aquí algún día. –Espeté ya sin sonreír, lo cierto es que hasta ahora más o menos nos habíamos podido mantener, pero en mi mente ya planeaba alguna excursión a la selva o a explorar por donde fuera. Expondría mis ideas cuando estuviera con los demás; lo que estaba claro era que algo haría, con ayuda o sin ella. Yo no era de quedarme parada de brazos cruzados... menos aún en los momentos de necesidad.

- Solamente les falta incluir a los peces en la familia, si es que aparece alguien con dotes de pescador –Respondí con un atisbo de sonrisa burlona en mis labios. Observé como se sentaba en una roca y me eché un vistazo a mi misma. Sin pensarlo dos veces retrocedí y me metí de lleno en el agua, dispuesta a refrescarme un poco. Tumbada de espaldas y manteniéndome a flote sin dificultad volví a mirar en la dirección de mi primo, el cual parecía dispuesto a esperar a que un pescador surgiera así de improviso.
- Sospecho que habrá que ir a sugerirlo; si no, no se les ocurrirá venir a pescar. Ten cuidado por si te cansas –Comenté por encima del ruido de las olas y le guiñé un ojo.
Las olas eran fuertes, tenía que tener cierto cuidado para no ser arrastrada por una de ellas pero tampoco me resultaba tarea difícil. No sería la primera vez que estaba en el mar, además como nadadora me consideraba buena. Tenía la fuerza suficiente para no ser dominada por ellas y mis brazadas eran enérgicas, fuertes y constantes lo que me servía bastante como ayuda. Disfruté de un corto baño y finalmente fui a dejarme caer sobre otra roca cercana, aunque ahora tenía otro jodido inconveniente que no me hacía demasiada gracia, la ropa pegándose a mi cuerpo y resaltando mi figura. Aunque muy probablemente era mejor que estar en ropa interior. Decidí no darle más importancia y empecé a darle vueltas al esbozo de plan que se había formado poco antes en mi mente.

Bonnie J. Reyes

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : En la isla.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Joshua B. Ford el Mar Dic 13, 2011 6:58 pm

La última escena que alcanzó a ver el rubio, fue de aquella chica saltándo al agua para flotar unos minutos. La corriente no era tan fuerte, pero se veía que tenía algunas dificultades, nada que ella misma no pudiera arreglar.

-¿Ahora quieres que sea niñera cuidándote? Si te ahogas no te salvo- Dijo el rubio dando poco interés a sus mismas palabras que decía en ese momento.
En ese momento podía pensar claramente como los otros sobrevivientes del crucero que no habían tenido contacto con sus primos, la pasarían mal. Nadie sabía cuantos más sobrevivieron, ni que era lo que se debía hacer en estos casos. Al menos los “elegidos” como le gustaba llamarles, sabían un poco más sobre qué era lo que debían hacer
.
.-Aunque no sería mala idea hacer un par de hoteles aquí, yo lo llamaría “Treasure island”- Mencionó acompañado de un gesto con ambas manos cuando dijo el título.
-Al menos así los que naufraguen se la pasarían realmente bien, ya sabes que se rompa un avión a medo camino, o un crucero a la mitad es lo de hoy, y pasa continuamente.- Mencionó con un grado de ironía muy remarcable en sus palabras.
El rubio continuó con ambos brazos cruzados, como si de verdad esperase que alguien fuera a pescar por ellos, naturalmente el sabía que hasta que no hubiera una organización no pasaría nada, pero para él sería más fácil sobornar o hacer que otra persona lo hiciera.

-Me pareció ver a la Geisha hablar con los peces ¿Será de familia? Tal vez medite sus cantos budistas y se ponga a pescar- Mencionó haciéndole referencia al padre de Ji, según habían contado, el era un pescador, y la tradición era de familia con su abuelo paterno. Pero más bien la oriental parecía más dada a lo empresarial que a ser un peón en una barca.
De pronto Bonnie salió del agua, toda mojada, remarcando su figura tras las ropas que se le transparentaban y se le pegaban a la piel. El rubio solo observó para luego comentar.
-Oye, ya que te bañabas podías haberte ahorrado la ropa, ¿no? ¿O el agua estaba demasiado helada para ti?- Comentó con las mismas palabras que Bonnie le dijo hacía unos momentos atrás
.
-Hey piernitas, Le hace falta sol a ese par.- Dijo señalándole las piernas, en especial los tobillos que era lo único que se alcanzaba a ver de piel.
-Me haré viejo antes de que la familia teletubie decida organizar algo. Alguién debería decirle al Tarzán boy que los organice ¿No? Ya que es el “jefe”.- Dijo mientras colocaba ambas manos a sus costados sosteníendose de la roca, haciendo su cabeza hacia atrás y su abdomen hacia adelante, como si se fuera a estirar, pero en esos momentos el sol ya había secado su piel, solo unas gotas de agua se escapaban, recorriendo su pecho en dirección hacia su abdomen.
Mientras estaba en esa posición pudo ver atrás de él a un chico, que solo dios conocía, sentado afuera de su tienda, como ratón comiendo una bolsa de frituras comerciales. El rubio rió y volvió su cabeza hacia adelante para dejarla en la posición normal
-Son of a Bitch , maldito encontró de esa marca, mis favoritas.- Comentó mientras veía de vuelta a la rubia que estaba a unos metros de distancia

Joshua B. Ford

Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 10/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Bonnie J. Reyes el Miér Dic 14, 2011 3:57 pm

No necesito niñera, gracias. Y ten por seguro que no voy a ahogarme –Contesté apretando los dientes y lo miré desde el agua sin dejar de nadar, ejercitando mi cuerpo en el proceso. Escuché sus palabras y solo alcé una ceja entre incrédula y sarcástica antes de responder.
- Ya ves, ¿quién diría que esto pasaría con tanta frecuencia? –Le estaba siguiendo la ironía, lógicamente. Mis brazadas se dirigían hacia la orilla, estaba por emerger del agua cuando volvió a hablar; fruncí el ceño.

- ¿Ji? Es cuestión de preguntarle, aunque yo no la imagino mucho pescando pero… ¿quién dice que no? Quizá ella sepa, al fin y al cabo su padre sabía ¿no? –Planteé mordiéndome el labio en un gesto automático mientras pensaba y salí finalmente, tumbándome sobre una roca y esperando a secarme. La pregunta del mini-Sawyer en potencia me hizo lanzarle una mirada muy poco amigable.
- Es por si te da un arranque y subastas mi ropa o algo mientras estoy dentro –Respondí lo primero que se me vino a la cabeza, desperezándome sobre la superficie dura y agrietada de la roca, pero lo siguiente que dijo consiguió crisparme las manos en puños que se mantuvieron firmemente pegados a la roca y a mi cuerpo. Hice un esfuerzo por no moverme del sitio y no contesté.

- Yo tenía pensado comentárselo esta noche a Aaron –Hablé tras respirar profundamente tres veces, distraída viendo como unas gotas se deslizaban lentamente trazando un camino por su pecho y abdomen. Sin embargo su risa y la expresión que utilizó después me hicieron girar la cabeza en la dirección en la que estaba mirando él, y lo que vi me causó una total incredulidad.
- ¿De dónde ha sacado eso? –Me pregunté a mi misma en voz alta, entrecerrando los ojos con suspicacia. Miré al rubio de reojo unos breves segundos, todavía sintiendo aquellas ganas locas de golpearle pero conteniéndome porque… ¿espera, por qué me estaba conteniendo? Realicé una mueca de disgusto.

Bonnie J. Reyes

Mensajes : 26
Fecha de inscripción : 10/12/2011
Localización : En la isla.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Minutos de ¿paz? [Joshua B. Ford]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:23 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.